Equilibramientos

¿Cómo funciona?

Los seres humanos, al igual que todos los seres vivos del universo, tenemos una línea media en nosotros. Es el eje energético que coincide con el cerebro, la columna vertebral, el sacro y la cola energética. Aquí tenemos toda la información  de esta vida y de otras vidas pasadas.

En los equilibramientos se conecta mi línea media energética con la línea media de la persona, colectivo, animal,etc. para rastrear bloqueos, debilidades y poder revertirlos y restablecer la información adecuada.

Mediante las movilizaciones energéticas puedo conectar y conocer con exactitud y precisión la causa del malestar o bloqueo, eliminarlo y reactivar la salud ,en la mayoría de casos de forma inmediata.  

Es una técnica rápida y certera. No trata síntomas, trata personas. Va directo a identificar las causas específicas y las disuelve de forma profunda y definitiva.

Sirve tanto para resolver los problemas físicos  como los no físicos, con resultados inmediatos que pueden ser testados y evaluados al momento.

¿Quien se puede beneficiar?

Seres humanos de todas las edades, fetos, bebés, gente mayor, familias, animales domésticos, agrupaciones, empresas e instituciones.

 Profesionales que quieran mejorar en su profesión, maximizando resultados con el mismo esfuerzo.

Especializado en deportistas que quieran mejorar su rendimiento físico y mental. Aumentar la capacidad de respuesta, acelerar la recuperación muscular, reducir la fatiga, mejorar la coordinación y propiocepción. Tanto como eliminar manías, fobias y miedos. 

¿Qué soluciona ?

Mejora la salud física y mental, eliminando disfunciones físicas y no físicas, aumentado el bienestar y rejuvenecimiento,  dejando espacio a la alegría natural.

Disfunciones físicas: dolores articulares, tensiones musculares, desequilibrio estructural (dolor de espalda, lumbar, cervical, de cadera), disfunciones en el sistema circulatorio, respiratorio y reproductor ( asma, apnea del sueño, tensión arterial, varices, almorranas, disfunción eréctil, sequedad vaginal, menopausia) desajustes en la piel (descamaciones, sarpullidos, ronchas) alergias, intolerancias, infecciones, insomnio, miopía e hipermetropía.  

Dolencias no físicas: malestar, experiencias negativas, fobias, traumas, bloqueos, miedos, limitaciones, angustias, agobios en las diferentes áreas de la vida. 

Disuelve bloqueos en las relaciones personales, trabajo, prosperidad, facilitando conseguir propósitos, objetivos e ilusiones.

 

¡Préstate atención, conecta con tu vida, mejórala!